La tecnología inalámbrica permite que las personas hipoacúsicas accedan de modo sencillo y sin limitaciones al mundo en continua expansión de la comunicación y
el entretenimiento. Una gama de prácticos accesorios inalámbricos digitales les ofrece nuevas posibilidades para poder disfrutar de la verdadera calidad sonora en estéreo al ver la televisión, escuchar música con reproductores MP3, utilizar teléfonos, ordenadores portátiles y muchos otros aparatos. Además, la tecnología inalámbrica también aporta ventajas reales en ambientes sonoros difíciles, como pueden ser las clases de los centros educativos, reuniones laborales o restaurantes con mucho ruido.