Asesoramiento

Asesoramiento de los pacientes con pérdida auditiva en el ámbito de la atención primaria

  • Alta prevalencia de la pérdida auditiva con consecuencias dramáticas 

Se calcula que un 10% de las personas de todo el mundo sufre una pérdida auditiva.3 Los cálculos a nivel mundial registran índices de prevalencia del 60-66% en adultos de más de 60 años,4 de modo que constituye el déficit sensorial más común en la población de más edad.5 Aunque se trata de un estado crónico concentrado en la población de edad avanzada, también se ven afectados grupos más jóvenes. En 2003-2004, un estudio realizado en los EE. UU. mostró que el 8,5% de los adultos de entre 20 y 29 años presentaba pérdida auditiva.6

La pérdida auditiva afecta a la capacidad de las personas para comunicarse y también puede tener un efecto negativo en la calidad de vida. Los adultos de todas las edades con una pérdida auditiva sin tratar presentan

un riesgo elevado de sufrir depresión y otros problemas mentales y emocionales. Puesto que la pérdida auditiva empeora progresivamente, los adultos con edades comprendidas entre los 18 y los 70 años mostraron mayores índices de problemas psicosociales como:7

• Estrés
• Somatización
• Depresión
• Sentimiento de soledad

  • Barreras que se interponen en el uso de audífonos 

Se ha constatado que a pesar de la prevalencia de la pérdida auditiva y de los beneficios conocidos de la amplificación:

• Hasta un 75% de las personas diagnosticadas con pérdida auditiva no hacen nada al respecto.8

• Aquellas personas que buscan ayuda esperan una media de 5 a 7 años antes de tomar medidas.4

Entre las razones por las que no se deciden a utilizar los audífono se incluyen: actitud hacia el hecho de llevar audífonos, percepción de la eficacia y el valor de los audífonos, percepciones de la apariencia de las personas con audífonos, estigmas internos y externos, nivel de actividad, gravedad de la pérdida auditiva, negación, aspecto económico, timidez y creencia errónea de que los audífonos no funcionan.9

Cuando se les preguntó a las personas hipoacúsicas que no habían buscado una solución auditiva qué factores
les animarían a buscar una solución, las dos respuestas más comunes fueron: La recomendación de un otorrino o médico y el aumento del deterioro de su pérdida auditiva.10

Pruebas contundentes muestran que las personas que utilizan audífonos experimentan una mejora significativa en la calidad de vida general.11 También se demostró que los audífonos reducen los síntomas de la depresión, mejoran la salud general y la interacción social.12

Un estudio reciente demostró una sólida correlación entre el grado de satisfacción del usuario, las horas de uso del audífono al día y el modo de adaptación (binaural frente a monoaural). El estudio concluyó que los pacientes deberían ser conscientes de dos beneficios clave:3

• Un mayor uso de los audífonos al día contribuye a una mayor satisfacción.

• La amplificación binaural, especialmente en presencia de ruido ambiente, resulta ventajosa para la comprensión verbal.

  • Objeciones del paciente ante los audífonos Captura de pantalla 2014-02-26 a la(s) 11.28.41Captura de pantalla 2014-02-26 a la(s) 11.28.29